3 - Nuestra Parte

Antes de asistir a la primera reunión

    • Usando sus recibos de la caja de zapatos (o similar), llene la Planilla de Colección de Información. Tráigala a la tercera reunión. Ahora puede empezar a darse cuenta de a dónde se va el dinero cada semana.
    • Vea nuevamente el video del Dr. Panasiuk (si está estudiando en línea o tiene un teléfono inteligente) y termine de leer el artículo: “Cómo diseñar un plan de control de gastos”.
    • Colecte todos los recibos que tenga en casa, sean de compromisos económicos o de servicios, que reciba mensualmente.
    • Trate de llenar los formularios del Plan de Control de Gastos para practicar la tarea que tendrá que hacer en una semana más.
    • Memorice: “Se requiere de los administradores que cada uno sea hallado fiel". (1 Corintios 4:2 RV 60).
    • Responda cada día de la semana a las preguntas de la "Tarea".
    • Prepárese para compartir con los miembros de su curso lo que el Espíritu Santo le esté enseñando en la medida en la que explora los principios eternos de la Palabra de Dios.

      Descargue GRATIS la aplicación de LOGOS Biblia! En su teléfono inteligente. Esta aplicación contiene una gran cantidad de material gratuito de estudio bíblico y, además, podrá descargar en su computadora o teléfono la mayoría de nuestros libros.


      Haga click aquí

      Este app gratuito de Logos pone a su disposición los recursos de Logos 8 en su iPhone e iPad para equiparle con la mas avanzada tecnología de estudio bíblico móvil. Su estudio se sincroniza a través de varias plataformas móviles para continuar su estudio desde donde se quedó. Descargue la app gratuita de Logos y comience como nunca a estudiar la Biblia.

      Libros gratuitos

      Cuando descargue la app de Logos recibirá dos Biblias en español y dos Biblias en inglés. Si se registra, tendrá acceso a la Reina Valera de 1960, la Biblia de las Américas, el devocional de La chequera de la fe de Spurgeon, el Tesoro del conocimiento Bíblico, las notas de la Biblia de estudio de la Biblia de las Américas, el Índice de tópicos de la Biblia de las Américas y otros recursos de estudio bíblico, para que no solo lea, sino también estudie la Biblia.

      Notas

      Realice apuntes personales, comentarios y reflexiones de cualquier versículo para referencia devocional futura.

      Resaltado

      Subraye las palabras de mayor significado para usted con marcaciones de diferentes colores de tu selección.

      Guía de pasajes

      Si se registra tendrá acceso a un reporte de estudio generado para cada versículo con comentarios, referencias cruzadas, y tópicos del versículo.

      NUESTRA PARTE

      Responda a las preguntas y realice los ejercicios:

      Lea Deuteronomio 10:14; Salmos 24:1 y 1 Corintios 10:26.

      Lea Levítico 25:23; Salmos 50:10-12 y Hageo 2:8.

      2. Escriba: ¿Cuáles son algunas de las cosas que le pertenecen a Dios?

      Escuche la canción de Marcos Barrientos, de su disco "En Ti", llamada "Tú eres Dios". Medite en la letra.

      Tu Eres Dios

      Marco Barrientos

      Tú eres Dios.

      Tú eres mi Rey.

      Tú eres Señor, Jesús.

      Y con mi voz declararé

      que Tú eres Rey y eres Señor.

      Sobre un Trono de Justicia

      Te has sentado en Majestad.

      Con tu Palabra de autoridad

      en mi vida reinarás. (...)


      EL PLAN

      La semana pasada comenzamos a ver los pasos para realizar un buen Plan para Controlar Gastos, estudiamos los primeros dos y los comenzamos a poner en práctica.

      Recordemos, entonces, que para hacer un Plan para Controlar Gastos debemos recordar cinco palabras claves:

      1. Comprométase

      2. Colecte

      3. Compare

      4. Corrija

      5. Controle

      Los ingresos:

      Download

      PLANILLA DE INGRESOS Download

      2. ¿Está colectando información en forma regular, día tras día?

      Lea a continuación la Segunda Parte del artículo escrito por el Dr. Panasiuk y comience a utilizar las herramientas que le estamos proveyendo en este estudio:


      Cómo hacer un Plan para Controlar Gastos

      (Segunda Parte)

      Por el Dr. Andrés G. Panasiuk

      Puede ver nuevamente al Dr. Andrés Panasiuk enseñando en la Iglesia Más Vida, Morelia (MX), “Cómo hacer un plan para controlar los gastos”.


      Para verlo, siga este ENLACE desde su teléfono

      (...continúa de la semana anterior)

      3. Compare:

      Luego de 30 días de colectar información, estamos listos para tener la reunión de todo un día para diseñar un plan. Ese día, volcamos todos los recibos de la caja de zapatos sobre la mesa de la cocina (o traemos todos los cuadernos donde anotamos los gastos) y distribuimos en "categorías" todos los gastos del mes.

      Aquí están las categorías en las que le recomiendo que divida todos sus gastos del mes:

      Gastos de:

      1. Auto o Transportación

      2. Vivienda

      3. Comida

      4. Deudas

      5. Entretenimiento

      6. Vestimenta

      7. Ahorros

      8. Gastos Médicos

      9. Seguros

      10. Otros Gastos, Gastos Varios o Misceláneos

      Sin embargo, antes de trabajar con los gastos del mes, comencemos trabajando con las entradas.

      Los Gastos:

      Ahora que ya sabe cuál es su Dinero Disponible, debe comparar esa cantidad con sus gastos reales.

      Lo que tenemos que hacer ahora, por un lado, es tomar el DD (Dinero Disponible), restarle el área de los gastos y eso nos va a dar una idea de cómo andamos económicamente. Ese número final es como el termómetro de su vida económica -la radiografía de sus finanzas. Es la cantidad con la que se está quedando en el bolsillo al final de cada mes:

      Dinero Disponible: __________

      (menos) -

      Total (gastos reales): __________


      Este es el dinero que queda: (¿positivo?/ ¿negativo?)

      Balance:

      ¿Le da positivo o negativo?

      Si le da positivo, mírese en el espejo. Puede que tenga la piel verde, la cabeza grande y los ojos amarillos. En ese caso, confirmaríamos lo que me temo: ¡usted es de otro mundo!

      En realidad, le mando mis felicitaciones. Pertenece a un grupo muy reducido de personas en el Planeta Tierra. Lo único que tiene que hacer ahora, es ajustar su Plan de acuerdo a sus sueños y planes para el año que viene. Va por buen camino.

      Si el balance es negativo, entonces, debe “corregir” el Plan... pero eso será la tarea de la semana que viene.

      (Continúa la semana que viene...)

      NUESTRO ROL

      Lea Génesis 1:28 y Salmos 8:4-8

      Lea los siguientes pasajes y escriba cómo espera Dios que nosotros cumplamos con nuestro rol -qué cosas deberíamos hacer y cómo deberíamos actuar.

      NUESTRO ROL

      Lea 1 Corintios 4:2.

      Lea San Lucas 16:10

      Lea San Lucas 16:13

      LA OBEDIENCIA

      Lea los siguientes pasajes y escriba las bendiciones que nos promete Dios por obedecerle.

      Por favor, lea las siguientes notas y conteste las preguntas al final de la lectura.


      La palabra que mejor describe nuestra parte es mayordomía. Un mayordomo es un administrador de las posesiones de otra persona. El Señor nos ha dado la autoridad de ser mayordomos -administradores. “Lo entronizaste sobre la obra de tus manos, todo lo sometiste a su dominio.” (Salmos 8:6 NVI). Nuestra responsabilidad se resume en este versículo: “Ahora bien, alguien que recibe el cargo de administrador, debe ser fiel.” (1 Corintios 4:2 NTV). Sin embargo, antes de que podamos ser fieles, debemos llegar a entender lo que se nos ha pedido que hagamos; así como el comprador de una compleja pieza de maquinaria estudia el manual del fabricante para aprender a operarla, nosotros necesitamos examinar el manual del Creador – la Biblia – para que aprendamos cómo debemos administrar sus posesiones. En la medida en la que empezamos a estudiar nuestras responsabilidades, es muy importante recordar que Dios nos ama profundamente y se interesa por nosotros. Él es un Dios de gracia y misericordia y nos ha dado estos principios porque quiere lo mejor para nosotros. La mayoría de las personas a través de este estudio de pronto descubren áreas en las cuales no han sido lo suficientemente fieles. No se desanime. Simplemente busque aplicar fielmente lo aprendido a partir del día de hoy.

      Ahora, examinemos dos elementos importantes de nuestra responsabilidad.

      1. SEA FIEL CON LO QUE TIENE

      Debemos ser fieles sin importar cuánto nos haya encomendado Dios – ya sea una fortuna o un puñado de monedas. La Parábola de los Talentos (un talento era la moneda de los griegos y romanos) lo ilustra así: “El reino de los cielos será también como un hombre que, al emprender un viaje, llamó a sus siervos y les encargó sus bienes. A uno le dio cinco mil monedas de oro, a otro dos mil y a otro sólo mil, a cada uno según su capacidad. Luego se fue de viaje.” (Mateo 25:14-15 NVI). Cuando el dueño regresó, hizo responsable a cada uno por haber administrado fielmente su dinero. El dueño elogió la fidelidad del siervo fiel que recibió cinco talentos: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!” (Mateo 25:21 NVI). Es interesante ver que el siervo que recibió dos talentos recibió la misma recompensa que el que recibió cinco (vea Mateo 25:23). El Señor recompensa la fidelidad, sin importar la cantidad de la cual somos responsables. Se nos demanda que seamos fieles ya sea que nos den mucho o poco. Como alguien dijo una vez: “Lo importante no es lo que haría si tuviera un millón de dólares. Lo importante es lo que hago con los diez que hoy tengo en el bolsillo.”

      2. SEA FIEL EN TODAS LAS ÁREAS

      Dios desea que seamos fieles en la administración de todo el dinero. Desafortunadamente, la mayoría de los cristianos hemos aprendido a administrar a la manera de Dios únicamente el diez por ciento de nuestros ingresos – el área del dar. Y aunque dar nuestras ofrendas y diezmos es crucial, también lo es el manejar el 90 por ciento restante de una manera que glorifique el nombre de Dios. Lamentablemente, ese 90% restante lo manejamos con los únicos principios económicos que hemos aprendido en la vida: los principios del mundo.

      Estudie el siguiente diagrama del “Mayordomo Fiel”

      Como resultado de no haber sido enseñados sobre cómo manejar el dinero desde una perspectiva bíblica, muchos cristianos hemos desarrollado actitudes equivocadas hacia las posesiones. Eso a menudo nos lleva a tomar malas decisiones financieras – con consecuencias dolorosas y desastrosas. Oseas 4:6 dice una gran verdad: “Pues por falta de conocimiento mi pueblo ha sido destruido.”

      El mayordomo fiel goza de tres beneficios.

      1. Una comunión más íntima con Jesucristo

      ¿Recuerda lo que le dijo el dueño al siervo que había sido fiel con sus finanzas? “Ven a compartir la felicidad de tu señor” (Mateo 25:21 NVI). Nosotros podemos tener una comunión más cercana con el Señor cuando somos fieles en administrar las posesiones que Él nos ha dado. En el libro de San Juan 15:10 Jesús mismo dice: "Cuando obedecen mis mandamientos, permanecen en mi amor, así como yo obedezco los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor". 1

      Dice el Dr. Howard Dayton: "En una ocasión, alguien me dijo que el Señor a menudo le permite a una persona que enseñe algo porque él mismo necesita desesperadamente aprenderlo. Esa ha sido una gran verdad para mí. Jamás he conocido a alguien que hubiese tenido actitudes más equivocadas -o que fuera peor que yo- en el tema de administrar el dinero. Recuerdo que lo hacía de una manera totalmente contraria a lo que la Biblia enseña. A pesar de eso, cuando empecé a aplicar las verdades de la Palabra de Dios con respecto a la mayordomía, experimenté un cambio radical en cuanto a mi comunión con el Señor y nunca me he arrepentido de haber realizado esos cambios".

      2. El desarrollo del carácter

      Dios usa al dinero para refinar el carácter. Como David McConaughy lo explicó casi 100 años atrás en su libro “Money the Acid Test” [El dinero, la prueba de fuego], escrito en 1918: “El dinero, la más común de las cosas temporales, trae consecuencias eternas y completamente inusuales. Incluso cuando ocurre de forma totalmente inconsciente, el dinero moldea a la gente en el proceso de obtenerlo, ahorrarlo, gastarlo y darlo. Dependiendo de cómo se use, se convierte en una bendición o en una maldición. Todo depende de si la persona se enseñorea del dinero, o el dinero se enseñorea de esa persona. Nuestro Señor usa el dinero para probar nuestras vidas y como un instrumento para moldearnos más a Su imagen.” A través de toda la Biblia hay una correlación entre el desarrollo del carácter de las personas y la forma en que manejan el dinero. Nos referimos al dinero como una vitrina del verdadero carácter de una persona; sin duda alguna ha escuchado la expresión “el dinero manda”, y de hecho es así. Se puede decir mucho acerca del carácter de una persona al examinar sus estados de cuenta bancarios y su tarjeta de crédito. ¿Por qué? Sencillamente, porque gastamos nuestro dinero en las cosas que nos son más importantes.

      3. Finanzas ordenadas

      En la medida que aplicamos los principios de Dios en nuestras finanzas, empezaremos a salir de las deudas, a gastar sabiamente, a ahorrar para el futuro y a dar más para la Obra de Dios.



      1Nueva Traducción Viviente. 2009 (Jn 15:10). Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, Inc.

      PRINCIPIOS DE FIDELIDAD

      “Un hombre rico tenía un administrador a quien acusaron de derrochar sus bienes. Así que lo mandó a llamar y le dijo: ¿Qué es esto que me dicen de ti? Rinde cuentas de tu administración, porque ya no puedes seguir en tu puesto.” (Lucas 16:1-2 NVI).

      Hay dos principios que emergen de este pasaje. Primero, cuando derrochamos nuestros bienes, finalmente esto se hace de conocimiento público y se convierte en mal testimonio. Tarde o temprano, se sabrá. El pasaje dice que el hombre rico tenía un mayordomo “a quien acusaron de derrochar sus bienes”. Segundo, el Señor puede quitarnos el privilegio de ser mayordomos si derrochamos los bienes que Él nos ha dado. Recordamos la historia verídica de un hombre de negocios quien ganó en solamente tres días una gran fortuna. Sin embargo, en vez de invertirla, se dedicó a derrocharla. Dos años después les informó a sus empleados que el negocio andaba mal y que no había mucho dinero -por eso todos debían economizar.

      Sin embargo, muy poco tiempo después, se tomó unas vacaciones caras y volvió a su oficina espléndidamente renovado. No mucho tiempo después Dios le quitó a este hombre el privilegio de ser mayordomo sobre mucho y el día de hoy está a punto de irse a la bancarrota. Si derrocha los bienes que le han sido confiados, seguramente no recibirá más.

      “El que es honrado en lo poco, también lo será en lo mucho; y el que no es íntegro en lo poco, tampoco lo será en lo mucho.” (Lucas 16:10 NVI).

      ¿Cómo sabe si su hijo será cuidadoso con su primera bicicleta? Observe cómo cuida su pelota de fútbol. ¿Cómo sabe si un vendedor hará un trabajo competente sirviendo a un cliente grande? Evalúe como sirve a un cliente pequeño. Si tenemos el carácter de ser fieles con las cosas pequeñas, el Señor sabe que puede confiarnos responsabilidades más grandes. Es cierto que las cosas pequeñas son pequeñas... pero la fidelidad en las cosas pequeñas... ¡es una gran cosa!

      La fidelidad con las posesiones de otras personas en alguna medida determinará cuánto nos será dado. Hay un principio general en las Escrituras que dice: “Y si con lo ajeno no han sido honrados, ¿quién les dará a ustedes lo que les pertenece?” (Lucas 16:12 NVI).

      A pesar de que el pasaje no está enseñando específicamente sobre el cuidado de los bienes ajenos, la enseñanza de cuidar lo ajeno se da por sentada en el pasaje.

      Este es un tema al que no se le presta mucha atención el día de hoy. Uno de los hombres más fieles que conozco, le rentó a un amigo un vehículo y lo dañó en un accidente. Le dijo al dueño lo que había sucedido; luego envío el vehículo al mecánico del dueño con las siguientes instrucciones: “Déjelo mejor de cómo estaba antes del accidente, y yo me haré responsable de la cuenta.” ¡Qué gran ejemplo!

      Cuando alguien le presta algo, ¿se lo devuelve inmediatamente y en buen estado? ¿Es negligente con los suministros que le proveen en la oficina de su jefe? ¿Desperdicia electricidad en la casa? ¿Apaga las luces cuando sale del cuarto? A algunos no se les confía más porque no han sido fieles con las posesiones de otros. Dios ha prometido hacer Su parte en nuestras finanzas. Nuestra parte es crecer en fidelidad.

      Recursos recomendados

      Al final de la mayoría de las lecciones, recomendamos excelentes libros, sitios Web, herramientas financieras y calculadoras; así como organizaciones que le ayudarán a llegar a un fin exitoso en este viaje. 

      Sitio Web:

      www.culturafinanciera.org


      Libros Recomendados:

      Para profundizar en los temas tratados, le recomendamos el siguiente libro:

      • La Billetera de Dios - Bruce Wilkinson, Editorial Unilit.

      COMPRAR: https://www.amazon.com/Billetera-Dios-Spanish-Bruce-Wilkinson-ebook/dp/B00G4OG2BC/ref=sr_1_1?dchild=1&keywords=La+Billetera+de+Dios+-+Bruce+Wilkinson%2C&qid=1597098637&sr=8-1


      En la Web:

      Puede ver al Dr. Andrés Panasiuk enseñando el final de la conferencia “La Mujer que Prospera” en la iglesia La Casa del Padre en Lima, Perú2 . El Dr. Panasiuk enseña la aplicación personal más importante sobre el principio bíblico de la propiedad: La Entrega.

      2Agradecemos a nuestros queridos amigos de "La Casa del Padre " y al Dr. Guillermo Aguayo y su esposa, Milagros, por su amistad y apoyo a través de todos estos años. Agradecemos profundamente el habernos hecho disponible esta grabación.